Dame Cosas Buenas

Mi foto

Supercalifragilisticoespialidoso!

sábado, 6 de septiembre de 2014

Nada es casualidad: El día que conocí a Jaime Torres



San Carlos de Bariloche, 21 de marzo de 2014.

Dicen que las casualidades no existen, pero... hace un rato venía caminando por la calle y ¿con quién me encuentro en la puerta del Teatro La Baita? el mismísimo Jaime Torres! Si! jeje!
Me presento. Responde: "Ah! Sí, sí, vení, acompañame". Y ahí vamos, caminando los dos codo a codo, hasta la imprenta que está en la otra cuadra.

Y es que "El Colla" (como me cuenta que lo llamaba mi Tío Jaime Dávalos) anda precisando unas hojas de papel bien grandes para armar unos repertorios para el show de la noche. Con calma de Altiplano, mientras la gente lo saluda desde los autos, me va contando, con una sencillez que atrapa, su relación con los Dávalos.

Me habla de los hermanos (hijos de Juan Carlos) "Baica", Ramiro y de Jaime, a quien "siempre quise, bah" -se corrige- "quiero" como a un hermano mayor (y se emociona) ya que siempre lo guió y aconsejó. Después hablamos de los primos más jóvenes, de Florencia Dávalos, de Marcelo, a quienes vio hace poco.

Todo el tiempo pienso qué linda ocasión, acaso fortuita, para una foto con él. Pero su presencia es tan fuerte, el día está tan apacible y todo esto es tan mágico que me digo: "dejá nomás changuito, no lo vayás a incomodar al Maestro a ver si rompés el hechizo".

Al rato nos alcanza uno de sus colaboradores y ahora la charla deriva hacia los detalles del show. Es momento de retirarme. Lo saludo con un beso y un abrazo y le deseo lo mejor para esta noche. "Ojalá volvamos a cruzarnos" (pienso). Y ahí se va el colla, ahí se va. Con su andar lento, sabio: "feliz sin riqueza, holgado sin holgura".

Ese sí, durante nuestro breve paseo -que sin duda atesoraré por el resto de mi vida- aprovecho y me saco una duda: En efecto, aquel "Jaime" al que se refiere en la entrevista que le hace Lalo Mir en el programa Encuentro en el Estudio es Jaime Dávalos! lo sabía!

Nada es casualidad amigos.
¡Que viva la música!



Google+ Followers

Archivo del blog